Me sentaré a descansar a un lado del mar…

Ahora me sentaré a descansar a un lado del mar…..

Les comparto un pensamiento que encontré, es fuerte pero es real.

¿Qué pasa? Ayúdame, que estoy solo.

De pronto mamá y papá ya no están conmigo, todo es frío y hay gritos por todos lados. ¡Necesito que alguien me ayude! Por favor, tengo hambre, tengo sueño, estoy cansado. ¡ Pero si soy tan sólo un niño! Apenas he tenido donde dormir en los últimos días, no sé qué puedo hacer.

Quisiera estar tranquilo, jugar en paz, soñar en paz, solamente quiero eso, quisiera jugar con mis amigos, quisiera tener otra oportunidad….pero sólo tengo 3 años y todos me han cerrado las puertas, nadie viene a ayudarme, tengo hambre, tengo sueño y estoy cansado. Yo sé que no tendré jamás la oportunidad de crecer ni conocer el mundo. ¿Sabes?…yo quería ser bombero, o piloto, y sentir que volaba… Pero esto ya no va a poder ser, porque tengo hambre, tengo sueño y estoy cansado…..Así que por ahora me sentaré a descansar a un lado del mar……..

Cuando el mundo en el que vivimos nos reclama a gritos ayuda, no podemos voltear la mirada y fingir que no pasa nada.

Como Mi Mamá Doctora busco no solamente el bienestar físico de los niños, sino también su integridad psicológica y emocional. Como parte ya de una gran comunidad no me puedo quedar callada ante esta situación de conflicto y guerra.

Sé que cada uno de nuestros países tiene zonas de conflicto y de gran necesidad, espero que la triste imagen que vimos de un niño inocente tirado en la orilla del mar, pueda hacernos despertar y crear un poquito de conciencia en nosotros como sociedad. Enseñarles a nuestros niños que debemos de formar un mundo mejor, que tenemos que reconocer las necesidades de otros y ayudarnos. Tenemos que darnos a la tarea de crear buenas familias para así poder cambiar al mundo.

Texto de Mi Mamá Doctora

Links para ayudar

UNICEF (Selecciona tu país)

SAVE THE CHILDREN ( Selecciona tu país)

MÉDICOS SIN FRONTERA 

4 comments

  1. ¡Qué triste! Desde hace años las noticias que salen de Medio Oriente son horrendas y alarmantes, pero es muy difícil que la gente se de cuenta de lo grave de la situación, y que en el fondo nos afecta a todos en este planeta. La imagen de ese pequeño en la playa provocó un escándalo internacional, pero aún así hay quienes dicen que su país no tiene por qué recibir a refugiados, que en su país ya hay suficientes problemas. ¡Qué duro corazón el nuestro! Pero las consecuencias de nuestra inacción serán terribles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *