Author

Dra. Jimena Romo

¿Tu pareja y tú tienen diferente tipo de sangre? ¿Es un riesgo en el embarazo?

¿Qué pasa si mi pareja y yo tenemos diferente grupo sanguíneo?      ¿Le afectará a mi bebé?

Muchas dudas surgen con respecto a este tema en la consulta de ginecología. Mamás que llegan muy preocupadas porque tienen diferente grupo sanguíneo que su esposo o han sabido de bebés que nacen con complicaciones por incompatibilidad de grupo sanguíneo.

Es importante saber que hay diferentes tipos de incompatibilidades en los grupos sanguíneos, que unas son más graves que otras y que lo mejor de todo es que las complicaciones se pueden prevenir.

pregnant-woman-1513183_1280

Así que vamos aclarando unas dudas de manera muy concisa:

  • El tipo de incompatibilidad de grupo más frecuente es la ABO, es decir si la madre es O y el recién nacido será del grupo A, B o AB . Ésta no se puede prevenir por que los anticuerpos responsables ya están formados naturalmente en la madre (desde antes del embarazo) y son éstos los que atacan desde el primer embarazo a los glóbulos rojos del bebé.  Aquí tu hijo puede nacer,  por lo general con una ictericia leve (coloración amarillenta), aunque se puede ir agravando en los embarazos sucesivos. El tratamiento en estos casos para el bebé suele ser con fototerapia y suele controlarse muy bien sin ninguna complicación.
  • El tipo de incompatibilidad más grave es la de Rh (positivo o negativo). Y se va a dar en madres que sean Rh negativo y que tengan un hijo o hija Rh positivo. 

En resumen….las situaciones donde pueden existir problemas se van a presentar cuando la madre sea del grupo : O, o tenga Rh negativo.

Te voy a describir más a detalle la incompatibilidad de Rh porque aunque no es la más común, sí es la más grave. Lo bueno: ¡Se puede prevenir!

foto-familia-con-bebe-salud

Incompatibilidad RH

¿Qué es esto?

Cuando tú como madre tienes Rh negativo, significa que si tu sangre entra en contacto con un tipo Rh positivo, formarás anticuerpos que atacarán a ese tipo de sangre  si se vuelven a encontrar en un futuro. (En el primer embarazo puedes crear los anticuerpos pero no se pasarán al bebé sino hasta futuros embarazos, por esto mismo esta alteración se puede prevenir ).

Si te encuentras en tu primer embarazo y eres Rh negativo, y tu pareja también, no suele haber problema después debido a que tu bebé será Rh negativo también.

Pero…si tú eres Rh negativo y tu pareja es positivo, entonces puede existir la posibilidad de que tu bebé sea Rh positivo. Por lo tanto si en algún momento tu sangre y la de tu niño llegan a estar en contacto, formarás anticuerpos que pueden atacar a tus futuros bebés. 

¿Cómo se puede prevenir?

Para la profilaxis de esta patología se administra gammaglobulina anti D ( es una vacuna para prevenir la formación de estos anticuerpos que puedan dañar a tus embarazos en un futuro) a toda mujer embarazada con RH negativo entre las semanas 28 y 32 de gestación. Se dará una dosis adicional de vacuna 48 a 72 horas después del parto, o también después de abortos. ( Siempre y cuando el bebé sea Rh postivo).

¿Qué puede pasar si no me aplicaron la vacuna y estoy embarazada nuevamente?

Te realizarán pruebas durante el embarazo para ver si formaste anticuerpos contra el Rh positivo, si salen positivos la vacuna ya no será útil y en estos casos se tendrán que tomar medidas preventivas y terapéuticas para valorar el bienestar de tu bebé aun estando todavía embarazada.

¿Tienes dudas? ¡Escríbeme!
Recuerda que este artículo es informativo
No dudes en consultar a tu  ginecólogo de confianza.

Referencia bibliográfica:

Guías de Práctica Clínica México Aloinmunización Rh

Asociación Española de Pediatría. *F. Omeñaca Terés, **C. de la Camara Mendizábal y *E. Valverde Nuñez. Enfermedad Hemolítica del Recién Nacido.

¿Te has sentido juzgada como madre?

¿A cuántas no nos ha pasado? Sientes que las demás personas están solamente juzgando lo que haces o no haces. ¡Es horrible! Claro que lo mejor es no hacer caso y seguir con lo tuyo, pero hay ocasiones que si se vuelve bastante incómodo.

Varias son las típicas situaciones en las que es muy común que te juzguen, como por ejemplo: que si sigues dando pecho, que porque no diste lo suficiente; que por que empezaste a darle alimentos a los cinco meses, que porque te esperaste tanto; que si los vacunas, que si no, y hasta en cosas totalmente sencillas como si le estás dando algún dulce, que si sigue durmiendo siesta, que porque le dejas comer galletas, en fin. Esto es el cuento de nunca acabar. ¿A poco no?

people-314481_640

Pues esto va para todos los que juzgan sin saber: como madre siempre tratas de hacer lo mejor para tus hijos, algunas cosas nos funcionan mejor a unas que a otras, simplemente por el hecho de que aunque nuestros hijos sean pequeños e inocentes. ¡No son iguales! Cada bebé es distinto y cada uno tiene un gusto y un carácter determinado. Claro está que como madres o padres al momento de tomar una decisión tenemos que estar informados de qué es lo mejor, basado en estudios e investigaciones. ¡Tampoco hay que basarnos en puro instinto o corazonadas!  Pero no porque decidas no hacerlo o hacer algo distinto te va a convertir en peor padre o madre.

Aprendamos a respetar y no a juzgar;  cada quién hace este trabajo como mejor puede, créanme, nunca es fácil. Estoy convencida de que es el trabajo más difícil del mundo, pero el mejor que puede haber.

Y nunca dejes que te afecten miraditas o comentarios, que nadie sabe por todo lo que estás pasando. ¿A poco no a veces quisieras que alguien en vez de juzgarte te diga lo bien que haces las cosas? Y a veces a la gente que te juzga te gustaría decirles que en todo lo que va del día el único tiempo que has tenido para ti son los cinco minutos de la ducha, que a veces no comes o comes frío, y que esto es lo mejor que puedes hacer.

¡Recuerda nadie conoce ni quiere lo mejor para tu bebé como tú! ¡Todo lo estás haciendo de maravilla!

Texto : Mi Mamá Doctora.

¿Por qué se puede poner “amarillo” mi bebé?

Todo lo que debes de conocer de la Ictericia en el recién nacido.

Si estas embarazada….infórmate…

Ictericia es el término que se le da a la coloración amarillenta de la piel por la elevación de la bilirrubina en la sangre. En la mayoría de los bebés es algo normal y transitorio. Pero debemos de estar siempre bien informados y alerta porque puede que sea indicador de una grave enfermedad en tu bebé.

Continuar Leyendo….