¿Gatos y embarazo?

¿Es malo estar embarazada y tener gatos en casa?

En consulta siempre me llegan pacientes con esta duda; mamás preocupadas porque están en constante contacto con gatos y se preguntan si esto puede afectar su embarazo.

La respuesta a esta pregunta es clara: No es malo tener gatos en casa mientras estas embarazada siempre y cuando tengas buenos hábitos de higiene; aquí te contaré el por qué.

La toxoplasmosis es una enfermedad que es grave si le da a tu bebé mientras estás embarazada. El ser humano se infecta al ingerir los ooquistes (los huevecillos de este parásito) que un gato infectado elimina a través de sus heces; por lo que también se puede adquirir esta infección al consumir carne poco cocida, agua o verduras contaminadas.

Pero….si mi bebé se encuentra dentro de la matriz, ¿cómo se puede contagiar?

Esta transmisión suele ocurrir cuando la mamá se infecta por primera vez de este microrganismo durante su embarazo (si tuviste toxoplasmosis antes de estar embarazada es muy raro que puedas contagiar a tu bebé). El riesgo de infección a tu bebé  es mayor si te encuentras en el último trimestre de tu embarazo.

La infección en la embarazada se caracteriza por presentar falta de apetito y debilidad, además de inflamación ganglionar y enfermedad tipo faringoamigdalitis.

El diagnóstico para confirmar si tu bebé presenta esta infección se realiza a partir del estudio del  líquido amniótico o de la sangre fetal.

Por desgracia las consecuencias para tu bebé si adquieres esta infección podrían ser muy graves, entre otras, puede ocasionarle: retraso mental, alteraciones motoras, sordera, ceguera, incluso algunos estudios la vinculan con esquizofrenia. Si se adquiere en los primeros meses del embarazo es probable que provoque abortos.

El tratamiento va a variar dependiendo de la afectación clínica y los meses de embrazo, y también debe de iniciarse con todo recién nacido infectado.

¡Recuerda que lo importante es prevenir!

  • Lávate bien las manos después de haber manipulado carne cruda.
  • Evita la ingesta de carne poco cocida.
  • Lávate bien las manos si estuviste en contacto con algún animal como el gato, conejo, gallina, palomas.
  • Lava bien frutas y verduras.
  • Ponte guantes si vas a realizar trabajos de jardinería.

Este artículo es informativo, recuerda consultar todas tus dudas con tu médico.

Si te gustó…¡Compártelo!

 

Bibliografía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *