¿Y por qué sí vacunar?

¿Y por qué sí vacunar?

 

“No vacunar es un crimen”….., Jules Hoffman, Nobel de Medicina 2011.

Actualmente se ha dado un incremento  en padres que llegan a consulta muy decididos a  no vacunar a sus hijos….que por que dicen que las vacunas ocasionan autismo…que por que dicen que pueden ser malas….El verdadero problema radica en que muchos padres solo se basan en el “dicen” sin buscar verdadera evidencia que sustente estas opiniones, y definitivamente una opinión no es un hecho.

Algunos otros padres sí tratan de investigar e informarse, respeto las diversas opiniones y sé que existe un gran debate sobre este tema, pero en definitiva, algo que he visto en mi práctica médica y se ha visto a lo largo de la historia es que las vacunas han ayudado a erradicar enfermedades peligrosas, que de no ser así muchos de nosotros no nos encontraríamos aquí.

child-89810_1280

Me he dado a la tarea de realizar una investigación profunda acerca de este tema, buscando información con validez científica. Al final del artículo podrás encontrar la bibliografía en la que me baso para realizar este artículo, junto con los enlaces que te llevarán a las investigaciones realizadas, las cuales se encuentran avaladas por revistas y comités científicos.

Como antecedente cabe recalcar que las vacunas han ayudado a eliminar muchos padecimientos potencialmente mortales. No hay duda de eso. Enfermedades como la viruela han logrado ser completamente erradicadas, otras como la poliomielitis han sido parcialmente erradicadas en ciertos países.

Hablando de cifras se pueden poner muchos ejemplos de cómo las vacunas han ayudado. En el caso de la difteria según la OMS en 1943 se dieron un millón de casos y 50, 000 muertes solamente en Europa. En 2013, fueron solamente 3,300 muertes en todo el mundo, y todo esto gracias a la prevención que solo se da con la administración de la vacuna. No hay duda, las cifras no mienten, las vacunas previenen.

Recientemente ha muerto una mujer en Estados Unidos a causa del sarampión, enfermedad que en América Latina ha sido erradicada, por lo que se ha emitido un aviso por parte de las instituciones gubernamentales para la prevención y alerta a viajeros.  Han sido ya varios los casos reportados en este país y la mayor parte de la causa de este problema radica en que los padres no quieren vacunar a sus hijos.

Si bien es totalmente cierto que pueden existir reacciones a las vacunas, éstas jamás superarán al bienestar que otorgan. Las enfermedades que son prevenibles mediante vacunas pueden dejar peores secuelas. No se puede pensar en un mundo en el que por algunos probables efectos secundarios, los cuales no son muy comunes e inclusive también son ocasionados por algunos medicamentos de uso diario, decidas exponer a tus hijos a enfermedades potencialmente mortales.

A continuación te expongo un breve resumen de artículos en los que de acuerdo con estas investigaciones, se concluye que las vacunas no se encuentran ligadas al autismo ni a los trastornos del espectro autista.

  1. En un estudio publicado en la revista Vaccine, se realizó un metaanálisis, en el que se utilizan herramientas estadísticas para sintetizar datos de varios estudios, se llegó a la conclusión de que no existe relación entre la vacunación y los trastornos del especto autista.

Fuente: Luke E. Taylor, Amy L. Swerdfeger, Guy D. Eslick. Vaccines are not associated with autism: An evidence-based meta-analysis of case-control and cohort studies  Original Research Vaccine, Volume 32, Issue 29, 17 June 2014, Pages 3623-3629.

  1. En el artículo “Autismo y Vacunación”, se realizó una revisión de evidencia científica y no se encontró relación entre la vacuna de Sarampión, Rubeola y Paperas o el uso de Timerosal en estas vacunas y el autismo. Autism and vaccination- J Spec Pediatr Nurs.2009 Jul;14(3):166-72.
  1. En la revista de The Journal of Pediatrics se evaluó una asociación entre autismo y el nivel de estimulación inmunológica recibida de vacunas administradas durante los primeros dos años de vida y no se encontró un riesgo de desarrollar por esta causa Trastornos del espectro autista.

Frank DeStefano, MD, Increasing Exposure to Antibody-Stimulating Proteins and Polysaccharides in Vaccines Is Not Associated with Risk of Autism. J Pediatrics.2013;163:561-7

Sé que nos encontramos en una sociedad en la que se anuncia el peligro y la protección en una referencia mutua, por supuesto que en este contexto nace la contradicción, pero hay algo que no se puede negar (porque ya lo hemos visto a lo largo de nuestra historia), que es un hecho que gracias a la implementación de los sistemas de vacunación es evidente que ha disminuido el caso de enfermedades infecto-contagiosas potencialmente mortales, y esta realidad nadie la puede cambiar.

Recuerda que este artículo es informativo, deberás consultar tus dudas con tu pediatra.

Si te gustó, suscríbete a nuestro newsletter para mantenerte actualizado!

Referencias y links de artículos de investigación.

http://www.polioeradication.org

Epidemiología Salud México

Vaccines are not associated with autism.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov

http://www.jpeds.com/article/S0022-3476(13)00144-3/pdf

http://www.cdc.gov/vaccinesafety

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *